03 noviembre 2008

Para muestra, un botón

HACE AÑO Y MEDIO escribí acerca de cómo en El Salvador siempre se puede encontrar pupusas, a diferentes precios, en diversos sitios, y a todas horas. Es porque el mercado pupusero es libre, y las señoras pupuseras, en su personal avaricia por ganar dinero, se las arreglan para poner pupuserías por todas partes. Ningún burrócrata dice (todavía) dónde debe haber pupuserías, ni les pone horarios, ni dice (aún) a qué precio deben venderse. La magia del mercado te resuelve tu problema de abastecimiento de pupusas: y lo hace de una forma complejísima: miles de pupuseras estimando la demanda potencial de millones de consumidores como vos en barrios, pueblos y ciudades a cualquier hora y en cualquier día del año. Y miles de pupuseras arriesgando sus ahorros, familias y aspiraciones para satisfacer dicha demanda.

El mercado de las pupusas es como el mercado de los frijoles: es un libre mercado.

Así que causa risa encontrar a éstos pequeños stalincitos declarando: "el incremento del frijol rojo entre julio 2007-2008 aún no tiene explicación para la Defensoría del Consumidor [...] Es un mercado que se ha estado manejando de forma muy artesanal [...] Hay gran cantidad de oferentes de frijol [...] El 80% de la oferta de frijol se mueve con productores nacionales y hay un mínimo registro de ventas. Además, las tres empresas registradas que manejan mayor volumen de granos ocupan solo el 24% del mercado."

El mercado de frijol aún existe y por éso no hay escaseces, así como no hay escaseces de pupusas. Pero enanos mentales en el Gobierno conspiran para "regularlo" lo cual te garantizará escaseces y mayores precios. Son malos salvadoreños.

6 comentarios:

chishi dijo...

Ah pues si el mercado pupusero es libre, alli resalta la noticia sobre los proveedores de harina de trigo en el salvador poniendose de acuerdo en el alza de los precios y el sostenimiento artificial de los mismos.

El mercado de algo, probablemente sea perfecto. Digamos del metal mas raro y artificial, que tendra sus usos limitados y especificos. Pero ese mercado solo es perfecto bajo constantes y bajo condiciones correctas.

Ante la incertidumbre y la falta de reglas escritas, el mercado hace las suyas propias y en esas, como en toda actividad de darwinismo social, el mas fuerte prevalece.

Y eso esta muy bien.

Siempre que YO sea el mas fuerte.


Hay que aceptar la condicion de predador total de quien le fascine el mercado, pero no hay que darse paja que el mercado es perfecto.

Saludos,

JC dijo...

De acuerdo con Chishi, y –en general– (aunque parezca contradictorio) contigo.

Mi mayor devergencia contigo –en este post en particular– es en la palabra "Avaricia"... Noooo Las pupuseras no son avariciosas... sólo responsables y preocupadas por su familia (lo cual es una virtud) pero avariciosas (lo cual es un vicio...) nooooooo.... pero para explicar eso deberé escribir un post en el que me agradarían tus comentarios... Regresemos a la cultura clásica:

"...los pobres siempre quieren algo, los ricos, mucho, y los avarientos lo quieren todo..."

Lo que dijiste es cierto, pero las "pupuseras" no son avariciosas: son virtuosas seguramente (aunque Aynd Rand diga lo contrario)

Aldebarán dijo...

Comienzo con una pregunta: ¿no terminó este gobierno comprando frijol a Nicaragua a mediados de este año? Recuerdo la noticia de que planeaban hacerlo, pero no estoy seguro de si lo hicieron.

Usas nuevamente el mercado de las pupusas, esta vez un poco más acertadamente.

Si bien esta vez la comparación parece más cercana, hay algunos elementos que los hace distintos: en el mercado de pupusas, hay una más o menos cerca del sitio por donde circulas, vives o visitas. Puedes ir tu mismo y hacer negocios directamente con la señora productora. En el mercado del frijol, aparece el "broker" (o coyote en salvadoreño) que visita a los productores en los pueblitos de todo el país, comprando a precio bajo casi toda la cosecha, para luego llevarla a los grandes centros de consumo y venderla a precios *mucho* más altos. Es claro que el productor se beneficia muy poco de de esta bonanza del mercado del frijol.

El papel del broker no es el problema, sino cuando se recurre a la especulación para modificar artificialmente el precio del mercado.

En el mercado de las pupusas no existen los brokers (al menos no todavía). es por esto que me parece que tu comparación no es la más adecuada.

saludos

Eduardo dijo...

Para muestra un botón : estoy iniciando una mini-micro-pupuseria en Altavista,en asociación con mi amigo Willian.Aún no la hemos rotulado,pero su nombre es
"Will-Cat", ¿quien adivina por que se llama asi?

EL VANDELIUM dijo...

-pues si-.
no se puede dudar-ni por un segundo- que si abundan las pupusas en el salvador.

y son bien cholotonas y jugosas..
asi con su quesito derritiendose...

y los hay para todos los gustos,mini pupusas,hasta la pupusota de concurso de guiness..

y en cada parte del pais,por remoto que sea,siempre hay un su par de pupusas buenas y ricasssss..

y no hay un solo salvatrucho que se llame de pelo en pecho, que no se haya hechado alguna vez,una su pupusota bien caliente y rica...

de preferencias de como le gustan a uno las pupusas ,ni hablemos, -pues asigun el sapo,es la pedrada-.

o lo ques lo mismo,uno se tanteya que tipo de pupusa es para uno..

como dijo akel..."que su lengua seya la medida"

y eso de controlar las pupusas,si que esta mas malo que los komunistas del fmnl..nombre! eso no se debe ni puede hacer...

es que cualquiera tiene que ser libre de hecharse las pupusas que el quiera, o las que se le ofrescan....no faltaba mas.

eso si,hay que ser higienico,y usar agua y jabon antes de hecharse una buena pupusa, pues,de su incumplimiento con esas normas elementales de la higiene...vienen las enfermedades.

si visitante,...toy con vos..

nadie puede regular cuantas pupusas te vas a hechar,ni a que horas..

pues seriya algo asi..como envidia,de los que no se hechan tantas pupusas, eso de regularlas...

ya sea porque a ellos les parecen insipidas, o ya perdieron el gusto a ellas...a las pupusas pues!

hasta ahi mi comentario.

hey..veyo que si tas bien interesado en las pupusas..
ya semos dos...o tres, pues el rey zope,desos mentados trompudos,tiene el mismo vicio por las pupusas...


FUENTE
DIRECCION GENERAL DE ESTADISTICAS Y CENSOS.

CENSO DE POBLACION DE SEXO FEMENINO en el salvador,
año 2007.

El-Visitador dijo...

«El papel del broker no es el problema, sino cuando se recurre a la especulación para modificar artificialmente el precio del mercado»

Aldebarán, errás.

Cuando los mismísimos enanos intelectuales del gobierno te dicen que las tres mayores comercializadoras de frijoles apenas acarrean el 24% del volumen, y que cientos o miles de otras menores acarrean el otro 76%, éso te debe clarificar que no hay duopolio ni mucho menos oligopolio: ergo es un mercado perfecto y por lo tanto nadie puede distorsionarlo artificialmente.

Es como el mercado de las pupusas.

- * -

Y ni siquiera entro a discutir de acuerdo a la más reciente investigación científica, el viejo espantapájaros de los socialistas, el "oligopolio" y el "duopolio" ha resultado ser altamente competitivo y beneficioso para la sociedad, por lo que es un absoluto mito que sean perniciosos. Pero fijate que mi argumento ni siquiera gira alrededor de ésta realidad.