01 julio 2008

En español se dice "violencia doméstica", no de género

Hablar de «violencia de género» es traducir mal el término inglés gender que en español se aplica sólo a las cosas. En nuestra lengua se debe decir «violencia doméstica» o «violencia sexual», como nos indica la Academia Española y nos explica Avelino Alonso en este artículo. En efecto, las personas y los animales tienen sexo, las cosas, tienen género [...]

Toda esta confusión, teñida de progresismo barato, proviene de la penetración de la lengua inglesa en nuestra vida cotidiana. El idioma de la cultura dominante (el inglés) carece de género gramatical. La traducción mimética de sus expresiones conduce a las aberraciones a las que asistimos. Por ejemplo, la expresión «violencia de género» es la traducción literal de «gender violence». Pero el término «gender» no se puede traducir por género, si no en todo caso por sexo (el término correcto sería «violencia doméstica» o «violencia sexual»),

Es el sibilino avance del imperio, que se aprovecha de la ignorancia.

A los ígnaros de nuestro idioma: quedan advertidos.

Recomendado, estimados lectores.

5 comentarios:

el mal ejemplo dijo...

EV: creo que no sirve el link de la cita. (era link, no?)

en fin, creo que más que politicallly correct es conceptualmente correcto.
"sexo" hace referencia a los caracteres estrictamente biológicos mientras que "género", cuando menos en las ciencias sociales, se refiere a la identidad creada (y asignada generalmente a partir del sexo biológico) desde la cultura. (piénsese en las albanesas que asumen una identidad masculina siendo -biológicamente- mujeres).

ahora que, sin duda, "el sibilino avance del imperio" es innegable.

saludos.

El-Visitador dijo...

«creo que no sirve el link de la cita»

Corregido, gracias.

Ixquic* dijo...

mirà, me gusta el apunte. Fijate que yo manejo los tèrminos así:

violencia doméstica: la de casa, esta es la del hombre contra su mujer y vice versa. la de los padres contra hijos (ojo que no hablo de l labor de corrección, si no a verdadera violencia), la de hijos contra padres ancianos (juro que se da!!!).

pero también hablo o me manifiesto sobre la violencia hacia la mujer cuando conozco de casos de acoso sexual, de violencia entre novios, ex novios, ex maridos, ex esposos etc. bueno lo que esté lejos de lo "doméstico" y que es violencia muy concreta hacia mujeres. En el lugar en el que trabajo nos llegan muchos casos asi. Y como ves que hay que traducir casos a ìndices, pues e lo que me gusta.

Quizá las organizaciones feministas no lo vena asi, no sé.

bueno ahí mi palabrerío...

salú.

Ixquic* dijo...

Ah y lo violencia hacia la mujer...es porque en estos casos hay un patrón masculino machista mayoritariamente.

Porque si hablamos de violencia hacia los hombres, ya sabemos que son los que mayoritariamente mueren en este país asesinados.

hoy si. salú.

Solavá dijo...

También en Inglés se dice violencia doméstica: "domestic violence" o "domestic abuse" o "spousal abuse", etc. No existe la "violencia de género", aunque en inglés se habla de "gender-based violence", lo cual significa que la violencia surge motivada por razones sociales o sicológicas vinculadas a las diferencias sexuales; aunque misoginia sería un término más exacto cuando se habla de actos violentos o abusivos de un hombre hacia una mujer. El uso que en El Salvador se le da a la palabra "gender" es de por sí abusiva, porque género en ese sentido no es un término exclusivo a la mujer. El "análisis de género implica que se toman en cuenta las condiciones sociales de los sexos o las relaciones sociales entre estos sexos como un factor clave. Esos estudios son válidos al examinar procesos de desarrollo económico donde las desigualdades entre los sexos son notables, pero un estudio de género podría enfocarse, por ejemplo, en por qué el desempleo afecta más a los hombres en las ciudades o porqué es más usual que los varones dejen la escuela secundaria y no las niñas, como otro ejemplo. Hay indicios de que entre los inmigrantes en los Estados Unidos, las mujeres obtienen trabajo más rápido que los hombres, ¿por qué? Un estudio de género podría dar la respuesta.