07 septiembre 2006

La distribución natural de las noticias y la discriminación sexual

IXQUIC ENTRA HOY al debate de que si los medios "fomenta[n] esa idea que la mujer es frágil, débil, sensorial y no pensante," y nos cita cifras como "las mujeres son un 52% de la población mundial, sus voces y puntos de vista están marginalizados. Sólo 21 mujeres de cada cien personas aparecen en las noticias," y "las mujeres expertas en temas duros son apenas un 14%."

Pero, ¿es esto malicioso por parte de los medios? ¿ó es el resultado natural de los roles que los sexos desempeñamos?

De acuerdo a la teoría de elección, las diferencias entre hombres y mujeres en el ámbito económico dependen de las elecciones que cada uno hace sobre profesión, horas a laborar, y tiempo dedicado a la procreación.

Katherine Post y Michael Lynch, por ejemplo, comentan que las mujeres dominan la profesión de enfermería (94%), enseñanza (75%), y secretariado (78%). En cambio, los hombres dominan las profesiones de producción y reparación (91%), ingeniería (91%), computación (94%). Esto proviene de elecciones hechas por individuos. En 1992, por ejemplo, "más de un tercio de las licenciaturas obtenidas por mujeres fueron en Comunicación, Educación, Literatura, y las Bellas Artes. Ese mismo año, menos del 4% de las licenciadas se graduaron en Ingeniería, Matemática, o Física." ¿Cuáles de esas profesiones generarían más noticias en nuestra era tecnológica?

Denise Venable, por otro lado, nos dice que "entre las personas 27 a 33 que nunca han tenido hijos, las mujeres ganan el 98% de los salarios de los hombres." Pero claro, llegada una cierta edad, muchas mujeres eligen tener hijos. Con los hijos, vienen compromisos serios de horarios, viajes, y emergencias. Dejando de lado el género, si tenés dos empleados, uno siempre listo a quedarse de ser necesario, que nunca falta, y que puede viajar, vs. uno que le toca llevar niños a la clínica... ¿A quién vas a ascender? ¿Y si asciende, a quién van luego a entrevistar los medios? ¿Al ascendido, o al empleado de menor rango?

Los dos párrafos anteriores forman sólida evidencia que aquellas mujeres que escojan profesiones tradicionalmente masculinas y que elijan no tener hijos tienen mayores posibilidades de ser noticia o aparecer en las noticias. Un buen ejemplo es la Ministro de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Condoleeza Rice.

Pero tendrán que hacer ciertos sacrificios, como los hace Rice. ¿Justo? ¿Injusto? Es una cuestión de biología. Un sexo es placentario y el otro no. Por otro lado, por ejemplo, las mujeres viven más tiempo que los hombres. Si la vida es nuestra propiedad más importante, ¿hay justicia?

No queda más que irle a reclamar a los cromosomas X y Y por hacernos quienes somos.

1 comentario:

Indira dijo...

precisamente las mujeres han vivido más años porque tradicionalmente se han quedado en casa, sin más penas y agitaciones que las que dan los bebés y los maridos que llegan tarde.
es de esperar que conforme las mujeres salgan a ejercer sus deberes y derechos y tomen participación generalizada en la actividad económica, esa diferencia en expectativa de vida desaparezca.