30 noviembre 2007

HISPANIA AMERICANA

En el oscuro medievo, no existía España.

Había un reino de Asturias, y uno de Castilla, y otros por allí. Y en dichos reinos se hablaba unas lenguas vulgares de dichos sitios: asturiano, castellano, etc.

Cuando alguna vez un monje, o un comerciante, volvió a Francia de un viaje allende los Pirineos, y tuvo que relatar a sus congéneres dónde había estado, no podía decirles que había estado "en Asturias": dicho nombre significaba poco para los franceses. Porque en los pocos libros y mapas heredados de los romanos no aparecía ninguna "Asturias," que era un invento visigodo de reciente manufactura.

Así que los franceses llamaban a las tierras ibéricas "Hispania": el viejo nombre latín con que los romanos mentaban a la Península. ¿Y qué raro idioma hablaban esos Yspanioles? Yspanyol, por supuesto.

Ocurrió entonces que los extranjeros regalaron a España su nombre moderno y el nombre del idioma que hablan todos los españoles, fuere cual fuere su lengua local: aragonés, leonés, valenciano, etc. Siglos más tarde, otro extranjero, un marinero genovés, nos heredó la lengua del país que le financió su sueño. Y por eso los americanos hablamos español.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los Nuevos adelantados.

Los salvadoreños y el descubrimiento

Investigadores universitarios de Barcelona revelan esa participación en la exploración de EU

Servicios de La Opinión
Martes, 13 de noviembre de 2007
Indígenas salvadoreños desempeñaron un papel importante en el descubrimiento de California, según un estudio de investigadores de historia de universidades de Barcelona (España), de acuerdo con documentos del Archivo de Indias.
La Nueva San Salvador fue una de las tres naves que zarparon el 18 de noviembre de 1539 del puerto de Acajutla, en el territorio bautizado como El Salvador por el conquistador español Pedro de Alvarado.

Su destino inicial, con Alvarado al mando, fue el Puerto Navidad, actualmente conocido como Acapulco, México.

"Los pipiles indígenas son los que hicieron los barcos, la parte del esfuerzo físico fue hecho por ellos", dijo Miguel Rivero, asesor jurídico del departamento de pedagogía de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Rivero, junto a Sigifredo Cabrera Rajo, doctor en historia de la Universidad de Barcelona, y la investigadora Ana Alsina Bosch han estudiado el papel de los indígenas salvadoreños y explicado en Los Ángeles los resultados en la reunión anual de la asociación de salvadoreños de Estados Unidos.

San Salvador es el nombre de la capital de El Salvador, y la nave con ese apelativo zarpó de nuevo del Puerto de Navidad el 27 de junio de 1542, bajo el mando del portugués Juan Cabrillo para desembarcar por primera vez en la bahía de San Miguel (en San Diego), que se creyó era una isla y que bautizó como California.

"Los indígenas salvadoreños tuvieron un papel protagonista en el descubrimiento de California porque mantuvieron la logística y el aprovisionamiento de los barcos", dijo Cabrera Rajo.

"Ellos eran los que mantenían en movimiento el barco y ellos eran los que mantenían a esa prole de aventureros castellanos que venían al expansionismo", destacó el académico originario de El Salvador.

El barco comandado por Cabrillo continuó el trayecto de exploración de la costa californiana hasta llegar al río Rogue, en el estado de Oregon.

Regresaron el 23 de noviembre de 1542 para pasar el invierno y hacer reparaciones en la isla llamada San Salvador, que hoy es conocida como Santa Catalina, donde el 3 de enero de 1543 murió Cabrillo.

"Nosotros tenemos el diario de navegación de Juan Páez, uno de los marineros de Cabrillo", indicó Cabrera Rajo.

"Y es un hecho que en 1542 había salvadoreños aquí, porque a Santa Mónica llegaron el 9 de octubre de 1542", agregó.

Cabrera Rajo, quien vive en España desde hace 30 años, contó que los primeros indicios de la historia los escuchó en el año 2000, cuando fue invitado a una reunión de salvadoreños en Los Ángeles .

Con la financiación de la universidad Francisco Gavidia, de El Salvador, comenzó a indagar en España y el resultado de la investigación será publicada en un libro dentro de seis meses.

Por su parte, Rivero dijo que su cometido ha sido investigar las leyes indias de la primera mitad del siglo XVI. "Para colocar en contexto desde el punto de vista jurídico el descubrimiento de California", agregó.

"Hemos investigado en la biblioteca del Instituto de la Marina de Madrid y en el registro del Archivo de Indias", aseguró.

Se estima que actualmente en California residen alrededor de millón y medio de salvadoreños, quienes en su mayoría emigraron en la década de 1980 por la guerra civil en el país centroamericano.

Los detalles de esta historia "nos da el derecho a los salvadoreños a estar en Estados Unidos", dijo Dagoberto Reyes, director de la Casa de la Cultura de El Salvador en Los Ángeles .

"Y nos hace sentirnos orgullosos y ya no perseguidos y vejados, porque somos parte de la historia de California", finalizó.




Nota de La Opinión

JC dijo...

El anterior es un relato exquisito. También nuestros antepasados llegaron a Perú sin tanto "glamour".

Anónimo dijo...

puya mano, desde hace tiempo que nos estamos yendo al norte pue!