14 julio 2006

¡Ay ay yayay yayay!

Juan to John, Jose to Joe, Katia to Cathy, Maria to Mary, Carolina to Carol.

3 comentarios:

Indira dijo...

no culpo a los compañeros de la niña que escribe el blog loss of identity. se portaron muy bien, como jovenes, aburriendose y saliendose.
el concierto tuvo que haber sido de dos tipos:
a-musica andina tristona y quejumbrosa, interpretada por bayuncos vestidos con ponchos para el frio de peru y bolivia (tortura en nuestros calorones), tocando quenas y charangos. esta musica es la unica musica latinoamericana TRISTE, quejumbrosa, y por eso la eligieron los comunistas como medio de propaganda que nos hiciera sentir pauperrimos, desgraciados, oprimidos y necesitados de una guerrilla liberadora...quien se va sentir asi oyendo mariachis, joropos,huapangos, mambos, cumbias o sambas???
b-musica elemental encontrada por los investigadores en los pueblitos de el salvador, que es valiosisima como rescate cultural, pero que carece de valor como entretenimiento o diversion, y menos como objeto de un concierto dirigido a jovenes. en todo caso, al presentarla debe ser a especialistas y se debe aclarar su naturaleza y el porque de su importancia.
quise poner este comentario en el blog loss of identity, pero no pude.

El-Visitador dijo...

¿La identidad de los salvadoreños de hoy está basada en la música tristona y quejumbrosa ó elemental a la que alude Indira?

Parece que no.

Ergo, es difícil que el rehusar a escucharla sea índice de una pérdida de identidad.

No se puede perder lo que no se tiene.

Lo que sí se puede perder es el nombre de uno, y por eso puse el enlace.

Indira dijo...

no, si, si usted tiene razon: identidad totalmente perdida. nos bautizamos en el desarraigo y el no saber quienes somos, ni de donde venimos: "yo te bautizo kevin...", "yo te bautizo stephany..."
cuando leo listas de mareros capturados o muertos,con sus exoticos nombres, me compadezco y estoy de acuerdo que son victimas de el extravio de nuestra historia.
aunque se hubieran quedado en el concierto los estudiantes mencionados ni siquiera saben que carecen de algo, por lo que no mucho hubieran aprendido.