10 abril 2007

Promesas incumplidas

"Y si las cosas van así vamos a tener antes de la Semana Santa el de Zacamil funcionando"
---Guillermo Maza, Ministro de Salud, sobre el tomógrafo del hospital Zacamil, entrevista en Enfoques, La Prensa Gráfica, 4 de marzo de 2007

Aunque lo han hecho muy mal, muy grotescamente, y muy improfesionalmente, hay que felicitar a LPG y a Clara Villatoro por ser persistentes y darle seguimiento al caso. Éste tipo de seguimiento noticioso es muy útil para El Salvador.

En Roma republicana, a los generales que actuaban deshonrosamente les destituían y los arrojaban, desnudos y maniatados, frente a los bárbaros enemigos. Si el castigo para los ministros mentirosos fuese encerrarlos con las maras en Zacatraz, seguramente ya habría TAC en Zacamil.

2 comentarios:

Roberto dijo...

"Fé" no tiene acento, por ser monosílabo, y la palabra "improfesionalmente" no existe; sin embargo, hay que felicitar a El-Visitador por mantener en la red un espacio para la sana discusión.

Vuelvo a invitarles a leer este enlace porque despeja cualquier duda.

http://www.laprensagrafica.com/nacion/737205.asp

El-Visitador dijo...

Hola Roberto:

Buen enlace, no lo había leído. Ciertamente, vemos aquí una lección eficiencia en el mercado: entran más competidores, y lo primero que hacen es abaratar el producto.

Continúa, sin embargo, pareciéndome que LPG actúa de mala fe, pues hasta la fecha nunca he visto que LPG aporte pruebas, aunque sea un anónimo de que las trabajadoras sociales estén bajo órdenes de recomendar a los pacientes un sitio u otro. Antes bien, la misma LPG citó a una trabajadora social indicando que remiten a las personas al sitio más cercano y "más barato" (LPG, 4 marzo 07). Inconsistencia interna en el artículo del 4 marzo, sin duda, puesto que sus autores nunca se ocuparon de evidenciar lo contrario a pesar de que claramente el artículo abogaba por una línea específica de argumentación.

Y luego, en tu mismo enlace del 16 de marzo, llama la atención lo siguiente: "Mi queja es contra los directores de hospitales que, quizá por quedar bien con el ministro, le mandan los pacientes a él y no a los demás, que tenemos el mismo estudio más barato.”

Ahora vemos una denuncia de un tipo de corrupción más insidiosa: empleados aduladores que quieren quedar bien con su jefe. Abre un abanico de posibilidades respecto a culpabilidad, si hay culpabilidad compartida, etc. Pero interesantemente, también sería inconsistente con la tesis que de mala fe LPG ha insinuado consistentemente antes, y después del 16 de marzo, de "Maza ha ordenado."

Interesantemente también, en uno de los artículos de LPG decía que las clínicas de TAC envían comunicados a las trabajadoras indicando cuál es el precio de caridad que ofrecen para quienes lleven recetas del sistema público. Esto es mercadeo elemental para quienes alguna vez vendimos algo. Sin embargo, no todo mundo sabe de mercadeo. ¿Ha enviado el nuevo competidor de 2 meses los mensajes adecuados a las personas adecuadas indicando que ofrece un precio más bajo? El artículo del 16 no lo dice.

Muchas gracias por las acotaciones sobre fe y palabras no existentes.