25 enero 2008

El triunfo de Occidente


POBRES LOS PERSAS. Como estuvieron siempre del lado perdedor de la Historia, quedaron siempre de malos:

Los malos, teniendo a los judíos en cautiverio
Los malos, queriendo invadir Grecia durante la era de Pericles
Los malos, adversarios de Alejandro Magno
Los malos, enemigos de Roma
Los malos, enemigos del Imperio Bizantino
No sé si hay una tan sóla novela clásica o película moderna donde los persas sean los buenos. A veces, la mejor definición de una cultura es por sus enemigos. Si vemos las fuentes históricas, religiosas, o de ficción comúnmente disponibles a los salvadoreños, vemos con claridad que somos parte de Occidente.

Hoy día, ¡inclusive son parte del Eje del Mal, los pobres diablos! Debe ser su karma.


Foto: un persa, según la película 300

4 comentarios:

Soy Salvadoreño dijo...

"No sé si hay una tan sóla novela clásica o película moderna donde los persas sean los buenos."
Quizas solo en la Biblia salen de algo buenos.
Hablando de Ciro El grande, Isaias 44 y 45 dice mas o menos asi (no se exactamente que versión es la usa el enlace):
"
Que dice al profundo: Sécate, y tus ríos haré secar;
28Que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, en diciendo á Jerusalem, Serás edificada; y al templo: Serás fundado.
1ASÍ dice Jehová á su ungido, á Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar gentes delante de él y desatar lomos de reyes; para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán:
2Yo iré delante de ti, y enderezaré las tortuosidades; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos;
3Y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados; para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre".
Quizas por eso la Wikipedia dice en el articulo sobre Ciro: "El libro bíblico de Isaías presenta una situación similar: según él (45:1), Ciro es enviado por Yahvéh para permitir el regreso de la comunidad judía de Babilonia a la Tierra Prometida para reconstruir su Templo"

Y mas adelante, el profeta principe Judio cautivo en Babilonia, Daniel, ante Belsasar interpreta la escritura en la pared:

"25Y la escritura que esculpió es: MENE, MENE, TEKEL, UPHARSIN.
26La declaración del negocio es: MENE: Contó Dios tu reino, y halo rematado.
27TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto.
28PERES: Tu reino fué rompido, y es dado á Medos y Persas.
29Entonces, mandándolo Belsasar, vistieron á Daniel de púrpura, y en su cuello fué puesto un collar de oro, y pregonaron de él que fuese el tercer señor en el reino.
30La misma noche fué muerto Belsasar, rey de los Caldeos."

Parece entonces, que al menos la biblia, llama en algun momento de manera favorable a los persas.

Saludos

P.D. ¿Me pregunto que pensarias de todo esto si fueras irani? Ojala ellos no sean fatalistas...

El-Visitador dijo...

Buenos puntos.

Efectivamente, con la toma de Babilonia por parte de los persas, los nuevos gobernantes inciaron una serie de reformas entre las cuales hubo permisos para gente como Jeremías de irse con algunos otros de vuelta a Palestina. Cinco mil acompañaron a Jeremías, si la memoria no falla.

Sin embargo, dichos privilegios no garantizaron de forma absoluta la seguridad de los judíos en Persia.

En Ester, por ejemplo, la heroína salva al 100% de los judíos en Persia, que totalizaban al menos decenas de miles, del genocidio absoluto que les hubiese tocado apenas unas horas después, si Ester no hubiese intervenido.

Cuando Asuero manda a colgar a Haman y sus hijos en la horca que Haman había construído para el tío de Ester, y autoriza a los judíos a defenderse, los judíos matan a 15,000 personas en dos días.

Hasta hoy celebran los judíos tremendo escape y cambio de suerte en la undécima hora con las festividades del Purim.

Soy Salvadoreño dijo...

En realidad, fue Nehemias, no Jeremias el que regresa con cinco mil, pero eso fue algun tiempo despues de los primeros que regresaron. El capitulo 1 y 2 de Esdras, relata que cuando Ciro, el persa, da la orden de regresar y devuelve a los judios sus implementos sagrados, cuarenta y dos mil regresan para poblar Jerusalen.

Pero no solo Ciro, aparece como un rey persa bueno con los judios. Artajerjes I, conocido en el libro de NEhemias como Artajerjes, envia dinero y materiales como regalo a Jerusalen con Nehemias, que era su copero.
Finalmente, Jerjes I, otro rey persia, conocido en el libro de Ester como Asuero, y padre de Artajerjes I, al darse cuenta de la trampa de Haman para matar a los judios por medio de su esposa Ester, y sabiendo que no se pueden revocar sus mandatos, emite otra mandato para que los judios se defiendan y no sean victimas de un genocidio. Como bien mencionas, el gesto de Asuero como las acciones de Ester y Mardoqueo son ahora recordadas en la fiesta del Purim.

¿Una percepcion diferente de los persas, ahora?

El-Visitador dijo...

Interesantes comentarios Soysv:

Efectivamente, tal parece que los emperadores persas, empezando por Ciro el Grande, eran mucho más liberales que sus antecesores caldeos, medos, y asirios.

Dichas libertades incluyeron la libertad de culto y el fin de la estatización de los esclavos: no es de extrañar que el imperio persa aqueménida haya sido tan próspero.

Pero el tema es que al conquistar Ciro Babilonia, automáticamente Palestina pasa a formar parte, como satarapía, y por los próximos 200 años, de Persia: ergo, quedan ellos, por un tiempo, en la esfera de los enemigos de Occidente.

Un paralelo moderno serían obviamente Polonia, país harto devoto y occidental, pero que por 50 años estuvo tras la cortina de hierro de una tiranía oriental.

En fin se aprende mucho en estos diálogos. Saludos,