31 mayo 2006

El taxista, el sentido común, y los apagones

VOS: ¿Cuánto me cobra de aquí a la Avenida Revolución?
Taxista: Por $10 la llevo.
Vos: Cómo va a creer. $5 es lo más que le pago.
Taxista: No, así no me sale. ¿No ve cómo ha subido la gasolina?
El taxista se va. No te queda alternativa: te vas a pie, o tomás un bus, si lo hay.
[Si no llueve, se verá forzada] la CEL a recurrir al racionamiento del servicio. Según fuentes del sector, los cortes de energía se están dando ya, a diferentes horas, y con énfasis en la zona rural del país. ---El Mundo, 30 mayo
La Comisión de Economía de la Asamblea recomendó ayer al gobierno no efectúe el incremento de tarifas de energía eléctrica programado para el segundo semestre del año en tanto ese equipo parlamentario no realice un estudio de factibilidad. ---misma nota, El Mundo
Con esta demagogia politiquera, las empresas inversionistas en generación de energía dicen:
Generadoras de electricidad: No, así no me sale. ¿No ven cómo ha subido el fuel-oil?
No hay luz. No te queda alternativa: te quedás sin electricidad, o comprás un generador casero, si sos rico. Si sos pobre, viví a oscuras al estilo cavernícola, y dale gracias a la Asamblea.

3 comentarios:

Nelson dijo...

esta comparacion-analisis esta muy fuera de base. Me parece que esta escribiendo a la carrera mi querido visitador. Parece ser que las estadias en sus visitas debe de darle mas tiempo para poder hacer un analisis mejor. A esto le falta mucho. Esta muy pobre.

va a llover verdad?

Ixquic* dijo...

Tenemos tres formas de generar energía:

-Hidroélectrica (presas y si llueve y ya no tenemos agua en los ríos o tenemos ríos?)
-Geotérmicas (ausoles sólo son dos: Ahuchapán y San Vicente)
-y térmicas (combustible), estas son compelemento para abastecer horas pico.

Escuché que esto de la crisis energética era un hecho anunciado quince o diez años atras. Se argumentó que las presas habían dado lo que tenían de vida, además de la escases del agua y que habían dos caminos: crear nuevas presas e invertir en nuevas fuentes de energía como la nuclear, solar y algo que tiene que ver con las olas del mar (hablo de inversiones grandes) supuesto).

No se hizo. Hay planes pero no se concretan, quizá y no es ni fue una prioridad.

Todo esto sin contar con el incremento del petróleo (que tiene que ver con la producción térmica)

El taxista, las empresas, el gobierno y la sociedad salvadoreña estamos condenados al "apagón": por culpa de quienes no tuvieron SENTIDO COMUN.
como dicen por ahí, mejor me voy de aquí y el último, por favor, que pague la luz
Saludos,

Aldebarán dijo...

Tienes razón, Visitador en apuntar tus palabras contra la Asamblea Legislativa, pero también debes hacerlo con el Ejecutivo.

Al final del anterior mandato presidencial, CEL comenzó los trámites para obtener sesenta millones de dólares (via bonos o préstamo, no lo recuerdo) para instalar una planta térmica en las proximidades de Ateos, en La Libertad. La idea era solventar cualquier posible crisis energética.
El propio Órgano Ejecutivo lo mando a engavetar el proyecto, argumentando que las nuevas inversiones debían dejarse a la empresa privada según las indicaciones que mandara Mercado.
Hoy resulta que CEL ha vuelto a retomar el proyecto, pues a ninguna empresa privada le gusta trabajar en un mercado eléctrico manoseado por el propio gobierno. Por supuesto, esto no ha salido en los periódicos, pero es un secreto a voces.

Si comienza a llover, parece que no habrá racionamientos, pero la crisis energética no se resolverá en este año.

En cuanto a lo que comenta Cortázar, es necesario buscar otras fuentes renovables de energía limpia. Lo de las olas no funciona en nuestras playas (las mareas no son muy "altas") pero si funcionaría lo solar, si el Gobierno da los suficientes incentivos económicos para que la inversión pueda recuperarse rápidamente. Sí, se necesita del apoyo del Gobierno para que una inversión que se vuelve rentable hasta dentro de diez años lo haga en menos tiempo. Un ejemplo podría ser que por cada kilovatio-hora solar inyectado a la red eléctrica, se le pague al dueño de la instalación el precio de dos.
En fin, ideas hay muchas, ganas de echarlas a andar, pocas.