23 mayo 2006

Estos tipos son peor que socialistas: son codiciosos

ATÓNITO. Estupefacto he quedado hoy al leer esto en La Prensa Gráfica:

Frente propone que alcaldías administren “fondos solidarios” [...] Salvador Arias, del FMLN, considera que si estos recursos llegan a las comunas, estas crearán empleos, mejorarán calles y el sistema de agua potable, en lugar de hacer entrega de dinero en efectivo a las familias. “Hay que incrementarle a las alcaldías, no ir a regalar $15”, aseguró Arias.
Los fondos solidarios son un subsidio directo a familias pobrísimas para estimularlas a que envíen a sus hijos a la escuela. Francamente, es pagarle a los más pobres de los pobres a cambio de que eduquen a sus hijos. Los resultados son tan positivos, que Educación está teniendo que contratar más profesores y proveer aulas extra. The Economist de Inglaterra dice que el concepto es un éxito en América (no sólo en El Salvador), en su edición del 20 de mayo:
Some 50m Latin Americans are now enrolled in schemes which pay them a small monthly stipend in return for keeping their children in school and taking them for regular health checks. There is plenty of evidence that such policies are starting to work. In Mexico, where they were pioneered, extreme poverty fell by half between 1998-2004, despite only moderate economic growth.
¿Y ésta gente quiere eliminar éste programa y gastarse los $15 por estudiante en asfaltar calles?


Aquí estoy yo, defiendiendo un subsidio socialista, porque quienes se supone que lo deberían defender, son tan cavernícolas que lo quieren destruír. Cosas veredes, amigo Sancho. Por cierto, la forma correcta de incentivar a los pobres es dándoles vales para que vayan a colegios privados: vales de educación. Esto generaría microempresarios rurales que armarían instituciones educativas bien administradas. Los salvadoreños votan con sus pies y demuestran que, si les está a su alcance, prefieren colegios privados en vez de la mala educación que el Estado provee.

7 comentarios:

Nelson dijo...

SI EL GOBIERNO METE ESTA RED SOLIDARIA EN "PAQUETES" para lograr "otras" cosas en el negocio en la Asamblea, sera sin dudas un grave error para los estudiantes de los cantones y caserios en mencion. Una cosa tan positiva no debe de ser manoseada. Muchos diran que esto es comprar votos, yo diria que es una manera de salir de la pobreza economica y educativa en la que viven nuestros niños de origen campesino. Las estadisticas hablan por si solas. Porque la oposicion no ve el fruto de esta RED SOLIDARIA y se incorpora? Se entiende que nuestros politicos han sido elegidos para BUSCAR el bienestar de sus ciudadanos. Son ellos a quienes el pueblo les ha dado la potestad de controlar y distribuir los bienes del Estado en forma equitativa, justa y sin intereses partidistas sino los de los que los eligieron.

Ixquic* dijo...

Es un tema complicado. ideológicamente le crea una trampa al frente: protestar contra subsidios, en otras circunstancias los defenderían. Y Saca cada vez que puede "aclara" que no es social demócrata o que se yo.

Es una política pública impulsada por el BID con gobiernos de izquierda y derecha en la región.

Personalmente, no creo en ella.

no está demás, los niños van a clases y son controlados por el sistema de salud. Pero...¿cuál es la calidad educativa? ¿hay medicinas? y si su padres se van a ir a EEUU a trabajar ¿quién le da seguimiento a sus estudios?. En el mediano plazo cuál será el impacto real de la medida.

lo que quiero decir es que hay un problema estructural que debe resolverse más allá de la Red Solidaria.

No confío en la transparencia de las municipalidades... pero éstas -por estar más cerca de la gente- pueden hacer más por ella.

Sólo las democracias de descentralizan, lo autoritarismos no. entonces ... porqué no despolitizar esta vaina!

Nelson dijo...

Donde es posible pensar en suposiciones para creer que los padres se van a EEUU? Ya se fueron! Detengámonos en este punto. Hemos llegado una vez más a lo esencial del problema formulado tan drásticamente por la izquierda, me gusta que quieran hacernos creer que ocuparan ese dinero para mejorar la ciudad, cantón o caserío correspondiente. Sabemos ahora cuál es la mentira, los padres ya se fueron, pero al menos en relación con las formas en que se ha dado hasta ahora el marxismo; o el “partido de pensamiento único como hoy le llaman al nuevo y disciplinado frente, todavía estamos lejos de saber qué es la verdad. En realidad, se intensifica nuestra aprensión: ¿tal vez no existe verdad alguna? ¿Es posible que simplemente no exista derecho alguno para esos niños y niñas que alegremente iniciaron sus clases en las escuelas? ¿Debemos contentarnos con un orden social mínimo de carácter momentáneo? ¿Pero es posible que incluso semejante orden no dé resultado, como lo muestran los últimos acontecimientos en CUBA y tantas otras partes del mundo? El escepticismo aumenta y los fundamentos del mismo adquieren un carácter más convincente. Al mismo tiempo, no es posible descartar el deseo de lo absoluto.

La sensación de que la democracia no es la forma correcta de libertad es bastante común y se propaga cada vez más. No es fácil descartar simplemente la crítica comunista marxista de la democracia: ¿en qué medida son libres las elecciones? ¿En qué medida son manipulados los resultados por la propaganda, es decir, por el capital, por un pequeño número de individuos que domina la opinión pública? ¿No existe una nueva oligarquía, que determina lo que es moderno y progresista, lo que un hombre ilustrado debe pensar? Es suficientemente notoria la crueldad de esta oligarquía y su poder de ejecución pública. Cualquiera que interfiera su tarea es un enemigo de la libertad, porque después de todo está obstaculizando la expresión libre de la opinión. ¿Y cómo se llega a tomar decisiones en los órganos representativos? ¿Quién podría seguir creyendo que el bienestar general de la comunidad orienta realmente el proceso de toma de decisiones? ¿Quién podría dudar del poder de ciertos intereses especiales, cuyas manos sucias están a la vista cada vez con mayor frecuencia? Y en general, ¿es realmente el sistema de mayoría y minoría realmente un sistema de libertad? ¿Y no son los grupos de intereses de todo tipo manifiestamente más fuertes que el parlamento, órgano esencial de la representación política? En este enmarañado juego de poderes surge el problema de la ingobernabilidad en forma aún más amenazadora: el predominio de la voluntad de ciertos individuos sobre otros obstaculiza la libertad de la totalidad. Nuestros pequeños favorecidos en el cantón, son los que pierden y con ello se pierde el buen camino iniciado.

Cortazar señala bien al comentar que es un problema estructural, pero las alcaldías para manejar de cerca esta RED SOLIDARIA? Por Dios!

Ixquic* dijo...

Nelson:
sostengo lo que puse, pero cuando hice referencia al trabajo de las alcaldías con la gente, me refiero a que se les apoye más, no para la Red Solidaria. Esta bién que el ejecutivo tenga su programa (aunque en Mexico Fox lo ocupe para su campaña), pero yo he visitado la Alcaldía de san Antonio del Mosco (has escuchado este lugar?) cerca de Honduras en San Miguel: es impresionante la pobreza de la alcaldía y de la gente ¿cómo les va a cobrar tasas e impuestos a esas personas???? de verdad no hay dinero para hacer obras... entonces, creo que más allá de lo que el FMLN dice respecto de la RED, debe pensarse en fortalecer la alcaldías descentralizando CON RECURSOS.
saludos,

Nelson dijo...

Cortázar: El presupuesto nacional no aguanta con todo. Pienso que si todo se hiciera sin DESCONFIANZA, un 15% para las alcaldias seria lo ideal.

Con Respecto a San Antonio del Mosco, mi amigo, he pateado esa tierra no una vez, sino que muchas veces. Lo mismo que con Carolina, San Gerardo o San Luis de La reina. Y pobreza, de igual manera que lo hay en los cantones de Torola en Morazán los hay en Chalatenango o en cualquiera de los 14 departamentos.

Hablamos de libertad, pero cuando con decisiones de este tipo, lo que hacen es coartar la libertad individual, por la "pensante y brillante" decision de una asociacion o grupo.

Las alcaldias en muchos lugares, dejan mucho que desear. El sistema de Justicia no hace su trabajo.

CONTRACORRIENTE dijo...

Creo que el problema de fondo es que tan efectivo son esos quince dólares para combatir el prob lema real, que es la pobreza, CEPAL, PNUD y muchos otros han demostrado que los planes de subsidio direcvto no son efectivos, porque como han dicho antes, incluso gobiernos de derecha, a la gente no hay que darle pescado, porque se lo acaba y los mejor es enseñarle a pescar.
Que las alcaldias administren mas fondos, es una larga discusuón en circulo, porque muchas no tienen capacidad administrativa y no tienen capacidad administrativa, porque no tienen fondos.
Lo importante es invertir en educación, pero de calidad, mejorar la salud y generar condiciones estrcuturales para que la gente tenga, lo que no hay OPORTUNIDADES.
Estoy de acuerdo en que las alcaldias conocen mejor las necesidades de la gente, pero ten dría mis dudas acerca de que eso implique la satisfacción de esas necesidades.

Nelson dijo...

Estamos muy atraz por el momento para educar, lo principal es sacarlos del ciclo vicioso de que el hijo no va a clases porque tiene que ir a pescar para comer. El dinero se supone es una miseria para muchos, pero esa familia, por lo menos tiene asegurado sus frijoles y el control medico de sus hijos. Si todos nos montaramos en el mismo barco, nos dieramos cuenta que al final, tendremos chicos con educacion secundaria y con aspiraciones de continuar. El problema es verlo con la cara politica y no la social. Por hoy pienso que se necesita hacer